Las noticias escritas más antiguas sobre este edificio, datan de 1888; se trata de una acta notarial sobre una herencia.
En 1902 se vuelve a comprar y los nuevos dueños abren un pequeño estanco.Muestra de ello fue el cartel pintado sobre el dintel de piedra ("EXPENDEDURÍA DE TABACO,S.A."), descubierto recientemente al limpiar la misma, pero que por exigencias de patrimonio hubo que eliminar.

En 1955 es comprada por mis abuelos, que bajan del pueblo de Mendaza, para instalar aquí lo que sería su vivienda y negocio: Una tienda de Ultramarinos y telas, un moderno supermercado donde podías encontrar de todo.
Mientras el abuelo salía con su furgoneta "Mercedes" color azul celeste, a vender a los pueblos, la abuela pasaba horas cosiendo remiendos, haciendo camisas, pantalones, mantelerías, cortinas, etc. 

Una vida de trabajo sin descanso, excepto eso sí el "sagrado domingo"